» Inicio » Acerca de GyO Bulldogs » Inicios de GyO Bulldogs

Última actualización:

Época Dorada de GyO Bulldogs

Primer BISS

GyO Power Cinderella

Y llegó el primer BISS en 1994, después de diez años de picar piedra. Ch. GyO Power Cinderella, cría nuestra, sin ser campeona aún y desde la clase "joven" venció a campeones renombrados de ese entonces en la exposición especializada de bulldog juzgada por uno de los pioneros de la raza en México, Jesús Arellano (Chucho). Recuerdo como en el corte final Chucho me colocó adelante de todos, nunca había estado en ese lugar pero sabía que ahí colocaban a los que ganan las exposiciones, así que empecé a temblar. Joaquín De La Rosa, con el campeón Tato fue colocado detrás de mí. En un gesto de buen competidor me dijo "ya ganaste pero calma tus nervios. Voy a darte espacio cuando nos llame a dar la última vuelta y maneja con cuidado a tu perra". Así fue, sentí una emoción indescriptible cuando en la última vuelta Chucho señaló a mi perra como ganadora.

Repetimos el año siguiente

GyO Daniel Ghost

Y llegó el segundo BISS en 1995. En ese entonces solo se organizaban dos especializadas al año en México. Otra vez, desde la clase "joven", ahora con un macho, GyO Daniel Ghost, que adquirimos desde cachorro del criador Enrique Contreras que, a su vez, lo importó de EUA. Ghost era un perro muy alegre en la pista y tenía una conexión muy fuerte conmigo, así que hacíamos un buen equipo. En el último corte que hizo el juez Eduardo Hernández fuimos colocados adelante de todos y, de nuevo, todo mi cuerpo temblaba. Respire profundo varias veces y en la última vuelta, después de que nos señalaron como ganadores, Ghost, como si supiera, se paró en sus dos cuartos traseros y con los delanteros me abrazó y después se puso a brincar. ¡Increíble, pero cierto!

Un campeón inolvidable

GyO Apolo Ghost García

En 1996 nació en nuestro criadero una estrella que brillaría muy intensamente los siguientes 7 años y que dejaría un recuerdo imborrable en la historia del bulldog en México, el multicampeón GyO Apolo Ghost García. Apolo fue un perro especial, de los que nacen muy pocos en mucho tiempo. Con una belleza extraordinaria y un movimiento alegre era muy llamativo desde que ponía el primer pie dentro de la pista de exposición. Rompió todos los récords habidos en ese entonces y se convirtió en el máximo ganador de exposiciones especializadas del siglo XX y fue el primer bulldog mexicano en ganar una exposición especializada en suelo norteamericano. Fue un gran orgullo para GyO Bulldogs haber criado a ese extraordinario ejemplar y, para mi, su manejador, fue una gran responsabilidad porque sabía que si el perro perdía alguna exposición no era culpa suya, porque el tenía todo y todo lo hacía bien, el culpable sería yo por no manejarlo correctamente. Apolo fue imbatible en exposiciones especializadas. Ningún perro famoso mexicano o importado de Inglaterra o Estados Unidos lo pudo vencer. La famosa criadora inglesa Pat Davis, del afijo Ocobo, cuando juzgó una especializada en la que le dio el triunfo a Apolo dijo: "este es el perro que me gustaría tener en mi casa".