» Inicio » Guías » Guía de Cuidados » Ejercicio para el Bulldog Inglés

Última actualización:

Ejercicio para el Bulldog Inglés

Autor:

Una revolución en el terreno de la medicina preventiva a través del ejercicio tuvo lugar a partir de las investigaciones realizadas por el Dr. Kenneth H. Cooper, en la década de los sesentas del siglo pasado, y publicadas en su libro Aerobics. Posteriormente, los principios biológicos enunciados por el Dr. Cooper fueron analizados en cientos de estudios realizados en personas y animales, todos concluyeron que los principios biológicos del ejercicio son aplicables a todo el reino animal.

Hablando del Bulldog, tenemos que hacer referencia a su conformación braquicéfala que le impide realizar ejercicio intenso y prolongado. No obstante, debido a esa misma conformación física y propensión a diversas enfermedades de tipo cardíaco, al igual que el resto de razas y de integrantes del reino animal, requiere hacer ejercicio moderado con regularidad para mantener un buen estado de salud.

Tener una propiedad con bastante extensión de terreno no es garantía de que un bulldog haga ejercicio. La mayoría de bulldogs que no viven en kennels por lo regular prefieren estar la mayor parte del día en un sólo lugar no mayor a 30 metros cuadrados.

¿A que edad debe iniciar el ejercicio? Todos los cachorros por naturaleza son juguetones y no requieren un programa de ejercicio específico, a menos que se les mantenga aislados durante gran parte del día. La edad para iniciar el ejercicio en un Bulldog dependerá de sus niveles naturales de actividad y del estilo de vida que se le imponga. Por lo regular, aunque no en todos los casos, un programa formal de ejercicio se inicia entre los 6 y 8 meses de edad del perro.

¿Qué tipo de ejercicio hay que evitar? El peso del bulldog inglés es similar al de razas mediana-grandes en un cuerpo relativamente pequeño con conformación defectuosa (muchos tienen cuerpo acondroplásico). Por su conformación física, pesada, compacta y con patas cortas, las articulaciones de las extremidades sufren mayor impacto que en otras razas. Por tal motivo es conveniente evitar los saltos y ejercicios donde las articulaciones trabajen con impactos fuertes.

¿Que condiciones ambientales son adecuadas para ejercitarlo? Lo mejor es ejercitarlo en las horas más frescas del día o la noche para que no sufra hipertermia durante el ejercicio y pueda resistir el tiempo necesario de su rutina de ejercicio. De cualquier forma, es conveniente llevar un recipiente con agua (tipo aspersor) para estarlo refrescando eventualmente durante el ejercicio.

Antes de Iniciar una Rutina de Ejercicio

El médico veterinario deberá realizar los estudios necesarios de nuestro Bulldog antes de iniciarlo en un programa de ejercicio e indicarnos si existe algún diagnóstico (problemas cardíacos, hipoplasia traqueal, displasia de cadera con nivel de artritis complicado, etc.) que le impida realizar ejercicio.

Rutinas de Entrenamiento

El ejercicio principal para un Bulldog es el aeróbico. La finalidad será lograr un mejor desempeño cardiopulmonar y, desde luego, tonificar su musculatura. La forma más sencilla y barata de ejercitar a un Bulldog son los paseos de caminata o trote ligero, de esta forma el propietario también se beneficia de los efectos del ejercicio y disfruta de la naturaleza. En el caso de no disponer de un lugar cercano con buena vegetación y apropiado para ejercitar a su Bulldog o en el caso de vivir en zonas inseguras de la ciudad donde pueden robarle a su perro, lo recomendable es adquirir una "máquina caminadora", las hay especiales para perros aunque éstos pueden hacer uso de las que se fabrican para humanos, con la ventaja de que ésta pueda ser usada también por el propietario. Para quien tenga los medios de hacerlo, la natación es una excelente rutina de entrenamiento para un Bulldog, siempre que se observen las medidas necesarias para evitar que el perro pueda sufrir algún percance, ya que muchos Bulldogs no tienen habilidad natural para nadar y requieren chalecos salvavidas y observación constante o ayuda mientras están en una alberca.

Algunas personas gustan de ejercitar a sus perros en escaleras. Es un buen ejercicio que durante la subida ayuda a los Bulldogs a lograr hombros, pecho y cuartos traseros musculosos y bien definidos. La bajada de escaleras también ayudar mucho a la definición de hombros, pecho y fuerza en cuartos delanteros, no obstante, debido a que los cuartos traseros del Bulldog golpean bastante fuerte al bajar escaleras, debe realizarse de manera lenta y cuidadosa a fin de no provocar lesiones en rodillas o codos.

Para los Bulldogs que participan en exposiciones de belleza, el mejor método para conseguir volumen muscular es el tiro, colocando un arnés que por medio de cuerdas se sujeta a un peso rodante que es jalado por el perro. El bulldog disfruta mucho este tipo de trabajo y lo hace mejor si el arnés es por parejas. El peso no debe ser excesivo y según la respuesta de nuestro bulldog a mantener un buen rendimiento al jalar sin que llegue a la fatiga o jadeo excesivo. Es importante hacer diferencia entre el tiro que hacen los pitbulls y el adecuado para el bulldog. Los primeros llegan a jalar pesos sorprendentes mediante esfuerzos intensos y, en el caso del bulldog, los esfuerzos son moderados con pesos ligeros. La distancia de tiro también debe ser corta y proporcional a la respuesta del perro. Se establecen series de cinco a diez recorridos de la distancia de tiro por sesión de entrenamiento, sin sobrepasar los 20 minutos de tiempo total.

Duración del Entrenamiento

En condiciones normales las rutinas de ejercicio duran entre 20 y 30 minutos. El estado físico del perro y su diagnóstico veterinario serán los determinantes del tiempo de duración del entrenamiento. Si usted no conoce las aptitudes físicas de su Bulldog para el ejercicio, lo recomendable es que inicie una prueba bajo condiciones controladas que permitan medir su desempeño y determinar el tiempo de duración adecuado para su actividad física.