Inicio » Artículos » Cómo amar al Bulldog

Última actualización:

Cómo amar al Bulldog

Los perros han sido compañeros del hombre desde tiempos prehistóricos. A nivel mundial, no existe otro animal que sea más querido por la humanidad.

Y entre todas las razas de perros hay una que actualmente se encuentra entre las más queridas: el bulldog inglés.

La principal virtud de esta raza es su gran cariño y devoción hacia su familia. Nadie le enseña a amar al ser humano, es natural en él.

La pregunta obligada es ¿amamos tanto a nuestro bulldog como él nos ama? Si no es así, aquí están una serie de consejos sobre "cómo amar al bulldog":

  • Déjalo ser perro. Cuando las personas humanizan a un perro es satisfactorio para ellas mas no para éste.
  • Dale oportunidad de que huela, los perros necesitan oler. Su mundo se basa en olores.
  • Llévalo a explorar. Los perros aman explorar su territorio, recorrerlo, marcarlo.
  • Ejercítalo. Los bulldogs necesitan el ejercicio como las plantas el agua. Si no lo tienen pueden enfermar o morir.
  • Disciplínalo. Enséñale cuáles son sus libertades pero no dejes de repetirle cuáles son sus límites. Los límites, aunque no lo creas, pueden salvarle la vida, por eso forman parte del amor.
  • Recompensa sus buenos comportamientos y los malos reprímelos con un NO enérgico, pero no con golpes. Los golpes rompen la confianza y si ésta se pierde, uno de los pilares del amor se perderá.
  • Acaricialo. El bulldog ama que lo acaricien, sobre todo en su papada, pecho, barriga y detrás de las orejas. Una buena forma es cepillarlo, con lo que se matan dos pajaros con una pedrada: eliminamos el pelo muerto y reforzamos lazos. De paso podemos limpiar sus arrugas con toallas húmedas.
  • No lo abraces si no le gusta. Algunos bulldogs se sienten oprimidos y amenazados con los abrazos y pueden reaccionar mal.
  • Juega con él. El juego, al igual que en humanos, es un medio que utilizan los perros para divertirse y fortalecer sus lazos de unión.
  • Dale un espacio para él que no esté a la intemperie, un lugar confortable y limpio que lo sienta suyo, donde se sienta seguro, libre y protegido.
  • Atiende sus necesidades veterinarias. Es un miembro mas de la familia que necesita cuidados preventivos.
  • Hazlo parte de tu manada. Invítalo a estar a tu lado mientras descansas, lees o ves televisión.

Subir